A pesar de que el término gobierno abierto se utiliza con bastante frecuencia en el sector público de nuestro país, lo cierto es que se pueden encontrar muy pocas experiencias de programas que han tenido éxito en dicha materia en México. Además, se trata de un fenómeno que no ha sido estudiado con suficiencia y menos en el ámbito local. Es por ello que, en la Academia Interamericana de Derechos Humanos (que es uno de los centros de investigación adscritos a la Universidad Autónoma de Coahuila) llevamos a cabo una investigación con el objetivo de medir la calidad de las estrategias de gobierno abierto que tienen los municipios del país.

Para dicho ejercicio fueron seleccionados los 204 municipios y delegaciones más poblados de nuestro país (con más de 100,000 habitantes), y se hizo un análisis estructurado del contenido de sus páginas de internet, a través de un libro de códigos que contemplaba 25 aspectos, con los cuales se construyó un ranking donde las calificaciones oscilan entre los 0 y 100 puntos.

Estos 25 aspectos miden elementos que tendrían que encontrarse en toda estrategia de gobierno abierto, de acuerdo a la definición ofrecida en la Directiva para el Gobierno Abierto que fue presentada por la oficina de la Casa Blanca en enero de 2009, de tal forma que, sin importar las características de cada municipio o delegación, se pueda hacer un análisis transversal en todos ellos.

Los indicadores de gobierno abierto fueron agrupados en las siguientes categorías:

  1. Apartados especiales de datos abiertos o transparencia focalizada en los portales de internet.
  2. Actualización periódica de los datos de los apartados de transparencia focalizada.
  3. Clasificación de la información de los apartados de transparencia enfocada en temas o colecciones.
  4. Lenguaje sencillo en la información de los apartados de datos abiertos y que ésta se encuentre en formatos que ayuden a que sea reutilizable.
  5. Información útil para que los ciudadanos tomen decisiones (compartida en dichos apartados).
  6. Mecanismos que promuevan la participación ciudadana o los enfoques colaborativos en el uso y generación de la información.
  7. Uso intensivo de las Tecnologías de Información para facilitar el flujo de la información y propiciar la interacción entre ciudadanos y autoridades.

 

Avances a cuentagotas

Los resultados demuestran que el desarrollo de estrategias de gobierno abierto en México es aún incipiente, ya que sólo 15 de los 204 municipios analizados obtuvieron 50 puntos o más en la medición. En cambio, hay 164 municipios con 30 puntos o menos, lo cual habla de una importante deficiencia en la capacidad de esos gobiernos para generar interacción y esquemas de colaboración con los ciudadanos.

La calificación promedio fue de 25 puntos y los municipios que obtuvieron las calificaciones más altas son Tlajomulco de Zúñiga con 91, Tlaquepaque con 86, Aguascalientes con 79, Guadalajara con 77 y Torreón con 76. Por el contrario, la calificación más baja fue 0 puntos, la cual fue compartida por Apizaco, Fresnillo, Hidalgo del Parral y Tantoyuca.

En cuanto a los criterios de evaluación utilizados en la medición, no establecen un estándar muy alto, es decir, se trata de las características mínimas que cualquier especialista hubiera incluido en una estrategia de gobierno abierto. Por lo tanto, la ausencia de casi todas ellas en la mayor parte de los municipios nos indica un rezago importante en la materia, a pesar de que la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública en su artículo 59 señala que: “Los organismos garantes, en el ámbito de sus atribuciones, coadyuvarán con los sujetos obligados y representantes de la sociedad civil en la implementación de mecanismos de colaboración para la promoción e implementación de políticas y mecanismos de apertura gubernamental”.

Termómetro de gobierno abierto

Aquí presentamos un breve resumen de los primeros y los últimos lugares en el ranking, así como el resultado para las 16 delegaciones de la Ciudad de México:

Lugar Municipio/Delegación Entidad federativa Calificación
1 Tlajomulco de Zúñiga Jalisco 91
2 Tlaquepaque Jalisco 86
3 Aguascalientes Aguascalientes 79
4 Guadalajara Jalisco 77
5 Torreón Coahuila 76
6 Puebla Puebla 75
6 Puerto Vallarta Jalisco 75
8 Reynosa Tamaulipas 71
8 Veracruz Veracruz 71
10 Saltillo Coahuila 70
11 Tepatitlán de Morelos Jalisco 67
12 Oaxaca Oaxaca 63
13 Milpa Alta Ciudad de México 62
14 Minatitlán Veracruz 61
15 Delicias Chihuahua 59
16 Morelia Michoacán 41
16 Tlalpan Ciudad de México 41

 

187 Cuautla Morelos 8
187 Guadalupe Zacatecas 8
187 Almoloya de Juárez Estado de México 8
187 Navolato Sinaloa 8
187 Cunduacán Tabasco 8
187 Cosoleacaque Veracruz 8
187 Nacajuca Tabasco 8
187 Las Margaritas Chiapas 8
187 San Felipe Guanajuato 8
196 Valle de Chalco Estado de México 5
196 Cuauhtémoc Chihuahua 5
196 Macuspana Tabasco 5
199 Victoria Tamaulipas 3
199 San Felipe del Progreso Guanajuato 3
201 Fresnillo Zacatecas 0
201 Hidalgo del Parral Chihuahua 0
201 Tantoyuca Veracruz 0
201 Apizaco Tlaxcala 0

 

Delegación Calificación
Milpa Alta 62
Tlalpan 41
Xochimilco 38
Iztacalco 38
Iztapalapa 35
Azcapotzalco 35
Gustavo A. Madero 32
Álvaro Obregón 30
Benito Juárez 30
Miguel Hidalgo 30
Tláhuac 27
Cuajimalpa 27
Cuauhtémoc 24
Venustiano Carranza 24
Magdalena Contreras 22
Coyoacán 19

8 recomendaciones para los municipios

A la luz de estos resultados, consideramos que es necesario llevar a cabo una serie de acciones para impulsar la adopción de estrategias de gobierno abierto en los municipios:

  1. Es muy importante fomentar la construcción de apartados de transparencia focalizada o de datos abiertos.
  2. Para ello, se debe cumplir con una lógica de atención a las demandas de información de los propios ciudadanos. Es un error poner en ellos sólo la información que los gobiernos desean transmitir, ya que el objetivo es compartir información de utilidad para los ciudadanos, en especial aquella que sirva para que tomen decisiones.
  3. Es necesario que los órganos garantes de la transparencia se involucren en la tarea y desarrollen esquemas o programas que ayuden a los municipios en la generación de las estrategias.  
  4. Se deben institucionalizar las mediciones en materia de gobierno abierto para todo tipo de sujetos obligados. Una opción es impulsarlas a través del Sistema Nacional de Transparencia.
  5. Para facilitar la búsqueda de información por parte de los internautas, es posible pensar en el desarrollo de un repositorio nacional de datos abiertos que sea alimentado por las diferentes organizaciones públicas del país y esté disponible para consulta en la Plataforma Nacional de Transparencia.
  6. Hay que desarrollar mecanismos de participación ciudadana más incluyentes y sus reglas de operación tiene que ser más claras.
  7. Los municipios, en la medida de sus posibilidades, deben explorar la pertinencia de establecer fondos concursables para financiar iniciativas o proyectos de los ciudadanos, o sea, convertirse en patrocinadores de buenas ideas que provengan de la sociedad civil.
  8. Debe propiciarse el uso de las Tecnologías de Información para incrementar la interacción entre autoridades y ciudadanos, de tal manera que a ellos les permita incidir en el proceso de toma de decisiones públicas.

Dos conclusiones de cara a los hechos

Al menos a nivel de los municipios, el enfoque de gobierno abierto se ha quedado en el discurso, es decir, forma parte de las intervenciones públicas de algunos presidentes municipales, pero en realidad son muy pocos los ayuntamientos que han llevado a cabo acciones tendientes a implementar estrategias de gobierno abierto.

Por eso, desde la sociedad civil debemos conminar a los gobiernos municipales a ir más allá del discurso. Esto nos permitirá acceder a un mayor cúmulo de información con más calidad, intervenir en la toma de las decisiones públicas de nuestra comunidad a través de esquemas de participación ciudadana, entablar diálogo y generar acciones conjuntas con nuestros servidores públicos mediante herramientas colaborativas.

Una segunda conclusión que se desprende de los hallazgos es que las acciones de gobierno abierto que se han implementado en los principales municipios y delegaciones del país son insuficientes. En algunos casos pueden ser el primer paso para el desarrollo de una estrategia más sólida, pero en otros municipios el trabajo es bastante incipiente e incluso nulo en un porcentaje importante de los casos analizados.

Comentarios de Facebook
Ranking municipal de gobierno abierto
9.3Nota Final
Puntuación de los lectores: (4 Votes)
9.3

Pin It on Pinterest

Share This

Suscríbete a nuestro Boletín Quincenal

Únete para recibir noticias, invitaciones y promociones de u-GOB

Te has suscrito exitosamente