Los esfuerzos de liberación y publicación de grandes conjuntos de datos abiertos por parte de los gobiernos han sido exitosos si evaluamos sólo el acto de poner a disposición del público los datos gubernamentales, pero ¿si hablamos acerca de la utilización?

Hay que reconocer que el gran efecto multiplicador de los Datos Abiertos de gobierno no se ha dado, y que incluso presenciamos una normalización que ha desanimado a muchos gobiernos. Hoy en día más de 100 ciudades estadounidenses tienen grandes sitios de datos abiertos y experimentan poco tráfico y menor utilización de estos. Los casos de éxito son escasos y los ejemplos de utilización cada vez son más repetitivos. La innovación social a partir de los datos no ha llegado a donde se esperaba, ¿por qué?

Hay opiniones encontradas, pero el común denominador es la forma en cómo se presentan los datos abiertos en estos portales. Hay que ser expertos en el lenguaje y nomenclatura gubernamental para poder hacer uso de los datos, en principio, además de saber leer los metadatos y enfrentarse con la constante de la desactualización de los mismos, además de que la liberación de datos no siempre se hace en formatos abiertos y el prospecto a usuario debe tener los programas para leer los conjuntos.

Una de las estrategias para hacer más accesibles los datos, ha sido preguntar a los ciudadanos cuáles conjuntos de datos deben liberarse o publicarse; otra ha sido generar APIs para la explotación. Sin embargo los resultados no han sido los esperados. Esri, la empresa de sistemas de información geográfica, ha dado un paso más en la forma de cómo lograr la apropiación y explotación de datos. La pregunta fundamental en el modelo de presentación de datos es, de acuerdo con este diseño, ¿qué te preocupa como ciudadano?

Este diseño permite que los ciudadanos en lugar de enfrentarse con un mar de conjuntos de datos ordenados por agencias o temáticas como “movilidad”, “medios ambiente” o “seguridad pública”, permita a las personas navegar con base en sus preocupaciones, con agrupaciones diseñadas de acuerdo con la problemática de la ciudadanía que atiende determinado gobierno. El caso de la ciudad de South Bend, Indiana, en Estados Unidos, presenta categorías como “Casas abandonadas”, “Reparaciones menores”, “Demoliciones”, “Salud”. Además al entrar en cada categoría se busca dar respuestas antes que entregar archivos. El objetivo es simplificar el acceso a los datos.

Cualquier asunto ciudadano se puede categorizar y ser una entrada a los datos, pensemos en accidentes viales, asaltos o cualquier otro asunto que interese directamente a los ciudadanos, asegurando que evitaremos la terminología técnica y gubernamental.

El Gobierno Abierto comienza por trabajar para los ciudadanos, y qué mejor que preguntarles ¿qué te preocupa?

Con información de City Lab.

Comentarios de Facebook
Datos Abiertos para preparar mejores ciudadanos
9.55Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
9.6

Suscríbete a nuestro Boletín Quincenal

Únete para recibir noticias, invitaciones y promociones de u-GOB

Te has suscrito exitosamente

Pin It on Pinterest

Share This