¿Qué es una ciudad?

La respuesta puede ser muy compleja. Podríamos hablar de civilización, de cultura, de refugio y familia, de fuentes de trabajo, de comunicaciones, etc. Sólo diremos que que es un sistema de sistemas interconectados, que integran tres elementos sobresalientes: infraestructura, operaciones y personas. Un todo dinámico que cambia constantemente, que requiere nuevas inversiones, renovarse sin dejar de funcionar, adecuarse a los cambios sociales y tecnológicos. Es como un ser vivo, casi inmortal, que debe reinventarse o morir. Un ente que genera un flujo interminable de datos; estructurados o no, frecuentemente contaminados con cifras y textos que los ensucian. Datos que nos pueden dar el pulso de las ciudades, que nos permiten diagnosticar y prevenir sus males, y así hacerlas mejor.

Ya no podemos pensar en administrar y mejorar las grandes ciudades del siglo XXI sin las herramientas que permitan analizar sus datos, herramientas que nos permitan tomar decisiones basadas en hechos, anticiparse a los problemas y mejorar la administración de los recursos. De acuerdo con el Market Place of the European Innovation Partnership on Smart Cities and Communities las Smart Cities “combinan diversas tecnologías para reducir su impacto ambiental y ofrecer mejor calidad de vida a los ciudadanos”.

“Reducir su impacto ambiental y ofrecer mejor calidad de vida” no es un reto tecnológico trivial pues, entre otras muchas cosas, se deben generar cambios organizacionales en los gobiernos y, a la larga, en la sociedad. Contar con una ciudad inteligente es un reto multidisciplinario que debe involucrar a los gobiernos, a los proveedores innovadores, a los responsables de definir las políticas, a la academia y a la sociedad civil.

Pero, una vez que se han colectado, clasificado, limpiado y almacenado los datos -tareas realmente complejas- son muy importantes dos tareas que permiten crear valor a partir de ellos: la primera tiene que ver con la posibilidad de que más de una persona, un grupo o una institución los use, es decir, ponerlos disponibles para quien los pueda sacar todo el ‘jugo’ posible; la segunda tiene que ver con el uso de las mejores tecnologías para analizarlos, modelarlos y visualizarlos.

Datos Abiertos

“Los datos abiertos son datos que pueden ser utilizados, reutilizados y redistribuidos libremente por cualquier persona, y que se encuentran sujetos, cuando más, al requerimiento de atribución y de compartirse de la misma manera en que aparecen”.

De acuerdo con el Manual de Datos Abiertos (http://opendatahandbook.org/), sus características más sobresalientes son:

  • Disponibilidad y acceso: la información debe estar disponible como un todo y a un costo razonable de reproducción, preferiblemente descargándola de internet. Además, la información debe estar disponible en una forma conveniente y modificable.
  • Reutilización y redistribución: los datos deben ser provistos bajo términos que permitan reutilizarlos y redistribuirlos, e incluso integrarlos con otros conjuntos de datos.
  • Participación universal: todos deben poder utilizar, reutilizar y redistribuir la información. No debe haber discriminación alguna en términos de esfuerzo, personas o grupos. Restricciones “no comerciales” que prevendrían el uso comercial de los datos; o restricciones de uso para ciertos propósitos (por ejemplo sólo para educación) no son permitidos.

Hay varios sitios dedicados a compartir los datos abiertos de México, una simple búsqueda en Google nos refiere a los mejor posicionados, pero hay otros que no aparecen en la primera página. Después del URL de cada sitio muestro la definición que cada uno de ellas se atribuye:

http://datos.gob.mx.

La plataforma datos.gob.mx es el sitio oficial de Datos Abiertos del Gobierno de la República. Aquí podrás encontrar el Catálogo de Datos Abiertos que de manera gradual incorporará todos los Datos Abiertos del Gobierno de la República.

http://www.opendata500.com/mx/:

Objetivos del estudio

  • Proveer una base para evaluar el valor económico y social de los datos gubernamentales abiertos.
  • Estimular el desarrollo de nuevas compañías que trabajan con Datos Abiertos.
  • Facilitar diálogo entre el gobierno y el sector privado sobre cómo mejorar la utilidad de los datos gubernamentales abiertos.

http://datos.opendata.mx/

Datos públicos disponibles sin restricciones de uso en formatos interoperables para mayor transparencia, innovación y eficiencia. Eso son los datos abiertos.

http://datamx.io/

Codeando México (http://codeandomexico.org/) está encargándose de que datamx funcione. Sin embargo, datamx es un proyecto comunitario, es código abierto y todo mundo está invitado a contribuir.

Datamx es la contraparte civil de http://datos.gob.mx, que es una plataforma dedicada exclusivamente a entidades gubernamentales. En datamx cualquier ciudadano, académico, asociación de la sociedad civil o entidad gubernamental puede abrir y consumir datos.

Sitios internacionales de datos abiertos

http://opendatafoundation.org/

La Open Data Foundation es una organización no lucrativa dedicada a la adopción de normas globales de metadatos y el desarrollo de soluciones de código abierto que promuevan el uso de datos estadísticos. Nos enfocamos en la mejora de la accesibilidad de los datos y los metadatos y su calidad, dando soporte a la investigación, establecimiento de políticas y transparencia.

http://schoolofdata.org/

¿Cuál es el propósito de la School of Data? School of Data trabaja para empoderar a las organizaciones de la sociedad civil, a periodistas y a los ciudadanos con las habilidades que necesitan para usar los datos con efectividad en sus esfuerzos para crear sociedades más igualitarias y efectivas.

http://index.okfn.org/place/mexico/

Rank de México según el sitio, en 2014:

  • Mexico: 53% open.
  • Mexico is ranked #28 in the 2014 Index
  • Mexico’s overall Index ranking is down from #26 in 2013

A pesar de la aparente diversidad de los sitios con datos abiertos, otro asunto es analizar la calidad y la cantidad de data sets ofrecidos por ellos y, por otro lado, investigar el uso que ses les ha dado en Mexico. Un tema aparte es el INEGI, ¿realmente está tomando la batuta para proporcionarnos de manera accesible los datos que por encargo oficial debe recabar, tratar y compartir?

Nos quedan muchos temas en el tintero, espero que haya la oportunidad para seguir hablando de ellos.

Comentarios de Facebook
Ciudades digitales y datos abiertos
9.2Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
9.2

Suscríbete a nuestro Boletín Quincenal

Únete para recibir noticias, invitaciones y promociones de u-GOB

Te has suscrito exitosamente

Pin It on Pinterest

Share This