En el más reciente Congreso Internacional de Gobernanza, llevado a cabo en la India del 9 al 11 de marzo de 2017, participó A. Seethraman, representante del gobierno de Singapur, quien en pocos minutos dio una extraordinaria plática acerca de su visión del gobierno digital para su país.

Comparto tres decisiones de políticas públicas que me parecieron centrales en su charla:

1.- Servicios claros y consistentes

Aquí el ministro comenzó con una analogía poco común: fue a comprar un reloj inteligente con su hijo al centro comercial; se dirigió a la sección de relojes y preguntó por éste, pero le dijeron que, como se trata de un reloj inteligente, debía ir a la sección de tecnología. Lo mismo parece suceder con los servicios públicos digitales, es decir, todavía no están claramente definidos. ¿Dónde ubicamos el pago en línea o a la privacidad online? Esto hace aún más complicada nuestra tarea.

Para el ministro, los ciudadanos esperan que todo sea digital por definición y no sólo los millennials, sino que un amplio conjunto de la sociedad compara los servicios públicos gubernamentales con los que le ofrecen las compañías privadas. En este sentido, ahora los servicios deben consistentes entre sí y no generar ambigüedad, de muy bajo costo y rápidos de obtener. Estas condiciones garantizan al menos una parte de las expectativas de los ciudadanos.

2.- i-Government: gobierno invisible

En la segunda idea propone que el resultado último del gobierno digital sea lograr un gobierno invisible, o sea, un gobierno cuya presencia no se note, pero que está ahí actuando a favor de los ciudadanos.

En ese sentido, debe buscarse la excelencia en el servicio público y superar las expectativas de los ciudadanos, resolviendo no sólo la necesidad o la problemática que reportaron, sino buscando solucionar hasta los más pequeños problemas relacionados con la administración pública.

3.- Gobierno responsivo y ágil

El ministro propone un gobierno responsivo, refiriéndose a su capacidad de adaptarse rápidamente a cualquier situación o emergencia, muy similar al uso que le damos a los teléfonos celulares que hoy sirven para todo menos para hacer llamadas.

Otra característica que propone es la agilidad del gobierno para sortear los obstáculos y reorganizarse rápidamente. Plantea el ejemplo municipal de su país denominado UN servicio (ONE Service), donde toda la información de servicios públicos municipales se encuentra agrupada en un solo sitio web.

Con estas ideas es que este ministro busca convertir a Singapur en una nación inteligente. ¿Lo logrará? Cuando menos parece ir en la dirección correcta, ¿no le parece?

Más información del Congreso Internacional de Gobernanza: http://www.digitalindia.gov.in/content/icegov-2017

Facebook Comments
3 decisiones de Singapur para ser una nación inteligente
8.8Nota Final
Puntuación de los lectores: (3 Votes)
8.8

Sobre El Autor

Doctor en Administración de Empresas por el ITESM Ciudad de México (2006). Maestro en Administración (ITESM-Toluca) (2000). Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública (UAEMEX) (1995) . Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores Nivel 2. Actualmente es Profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) Líder de la Red Temática de Investigación: Tecnologías de información para la transparencia, rendición de cuentas y participación ciudadana en el gobierno. Es evaluador de portales de gobierno electrónico y de portales de transparencia desde el 2005. Autor de dos libros: La larga Marcha del Gobierno Abierto: Teoría Medición y Futuro (Premio INAP 2013) y Coautor del Libro. Avances y Retos del Gobierno Digital en México (2016). Es autor y coautor de más de 30 artículos de investigación en revistas de Investigación y congresos nacionales e internacionales. Sus lineas de investigación: Medición e Implementación del Gobierno Abierto; medición del gobierno digital; redes sociales en el Gobierno.

Artículos Relacionados